El príncipe Siddharta Gautama se iluminó por comer este pan integral sin gluten de trigo sarraceno con semillas de chia y semillas de lino. Quizá también ayudó la meditación! De todas formas, pudo meditar porque tenía tiempo porque este pan se hace en 5 minutos y no tiene levadura!

Bromas aparte, hoy te enseño a hacer un pan integral fácil, saludable, proteico y macrobiótico sin necesidad de cursos para hacer pan. Esta receta de pan casero es una receta de pan sin levadura, sin azúcar, con semillas de chia y lino. Saber cómo hacer pan casero es mucho más saludable, barato y fácil de lo que crees. Sólo necesitas ilusión y ganas de comer el mejor pan de tu vida, hecho con tus propias manos. No hay como hacer pan en casa por nuestras propias manos y hornear pan! Aunque te digo que en este caso no hay ni que amasar ni que hacer demasiado. Tampoco necesitas un horno de pan especializado. Puedes acompañar mi paté de garbanzos o mi paté de lentejas con este pan exquisito!

Ingredientes para hacer pan casero y procedimiento en la elaboración del pan para saber cómo se hace el pan casero paso a paso:

300 gramos de GRANOS de trigo sarraceno (1 3/4 de taza o 400ml)

2 cucharadas de chia y 1 cucharada de semillas de lino

225 ml de agua (1 taza)

Una cucharadita de sal marina (3ml)

50ml de tamari o salsa de soja para darle un color oscuro y un sabor más intenso.

3 cucharadas de aceite de colza, sésamo u oliva, siempre prensados mecánicamente en frío sin refinar.

Papel para hornear

Bandeja o molde pequeño para colocar la masa y que quede con forma de pan, o la forma que a ti más te alegre el corazón.

Elaboración del pan integral de sarraceno iluminado:

  1. Despeja tu mente. Relaja los hombros. Visualiza el pan terminado con éxito. Siéntelo en tu corazón.
  2. Lavar el trigo sarraceno, escurrir y colocarlo en un recipiente que luego nos permita triturar/procesar.
  3. Añadir las semillas y el agua.
  4. Dejarlo reposar durante 2 horas. Podemos aprovechar para meditar o leer el Dhammapada.
  5. Ya iluminados, procedemos a añadir el aceite y la sal.
  6. Trituramos durante 3 minutos pero que queden algunos granos enteros.
  7. Colocamos la masa pegajosa (no pierdas la calma, ten fe) en la bandeja con el correspondiente papel para hornear.
  8. Hornear a 160 grados centígrados en el centro del horno, con calor por arriba y abajo, durante ni más ni menos que 1 hora 15 minutos. Debe quedar ligeramente húmedo por dentro y crujiente por fuera.
  9. Buda querido, la hinchada está contigo!

En cuanto al gluten, las más conocidas harinas sin gluten para hacer pan son la harina de trigo sarraceno y la harina de arroz integral. También puedes encontrar harina de mijo. A la hora de comprar sin gluten, puedes encontrar, tanto en las tiendas de alimentos para celiacos como en supermercados, lo más normal es encontrar pan de trigo sarraceno. Este es el pan para celíacos por excelencia y la harina para celiacos más utilizada, alérgicos al gluten de los TACC.

Desde el punto de vista yin-yang, este pan es bastante yang porque el sarraceno es uno de los cereales más yang, y porque el horno es una cocción también muy contractiva, muy yang. Sin embargo, al triturar los granos, tanto la energía eléctrica como la rotura de las formas de las semillas generan una dispersión de la energía vital, haciendo un pan menos concentrado y más yin. Además, al agregarle semillas y aceite, dos alimentos yin, tendemos a reducir esa potencia reforzante yang todavía más. Si quieres fortalecerte, lo mejor sería hervir los granos de sarraceno solos y comerlos. Por ello, siempre intentaremos comer poco pan y pocas grasas (aceites y semillas). Este es un pan muy saludable pero te recomiendo que disfrutes de este pan de forma ocasional, no es para todos los días.

El horno para hacer pan casero que yo utilizo es un horno eléctrico de lo más normal. Sin embargo, sería mucho mejor todavía si pudieras hacer tu pan con un horno a gas, de barro o de piedra, incluso en alguna cueva cerca del Árbol de Bodhi. Cuando vayas a compartir el pan entre otros iluminados, asegúrate de que esté frío para no quemarte las manos y hacer un papelón. El ego es el ego.

Ya sabes cómo se elabora el pan, mucho más fácil que dedicar miles de vidas a la meditación con el objetivo de abandonar el Samsara y alcanzar ser un Buda.