Si tienes un montón de dudas sobre las leches vegetales, si son realmente buenas para la salud, sobre cuál es la mejor de todas, si pueden reemplazar a la leche de vaca o incluso a la leche materna, en este artículo intentaremos dar una respuesta desde la nutrición energética macrobiótica.

Te digo que no me voy a centrar en los nutrientes de las leches sino en su energía desde el punto de vista yin/yang. Hay un montón de alimentos que tienen nutrientes beneficiosos pero a nivel energético son muy desequilibrantes, como el tomate, el chocolate, el café, las papas, el chocolate, el vino, entre otras.

Empecemos por el nombre. Realmente las leches vegetales no son leches. Las leches vienen de los animales mamíferos, como los humanos, las vacas, las cabras. Son bebidas vegetales a base de agua con legumbres, como la famosa leche de soja. Agua con cereales como la leche de avena, de arroz, de mijo, de sarraceno, y otras leches a base de agua y semillas o frutos como la leche de almendras, leche de alpiste o de avellanas.

1- No te recomiendo nada que venga de la fábrica y que se venda en el supermercado. Todas las leches, tanto de animales como vegetales son procesados industriales, alimentos muertos, refinados, sin vida. Es un poco arriesgado decir esto porque estoy yendo en contra de las 2 industrias. Me van a censurar mi canal. Sinceramente yo no tomo leche de animales desde hace muchos años ni loco les doy a mis hijos, pero sí que a veces, para hacer una receta o cuando tengo ganas, tomo leche de arroz o de avena, pero no te lo recomiendo para el día día. Desvitalizan, roban energía. Por tanto, no creo que sean buenos alimentos para el consumo diario. La cosa cambia si hacemos alguna leche vegetal en casa. De esto hablaremos más tarde.

2- No te recomiendo las leche de legumbres como la famosa leche de soja, porque la soja es muy indigesta y apenas la cocinan para hacer tanto la leche como el tofu, por ejemplo. Hay otros derivados de la soja como el tamari o la salsa de soja, el tempeh o la pasta de miso que son muy buenos para la salud porque están fermentados. Pero la leche de soja o los yogures de soja es como comer legumbre cruda. Y es muy malo para los intestinos. Desde el punto de vista macrobiótico, es una energía muy yin tanto por la falta de cocción como por el origen subtropical de la soja.

3- No te recomiendo la leche de coco y ni otros productos de coco, a no ser que donde tu vivas crezcan los cocos. En España, en Argentina, en países de climas templados, no me parece una buena idea por muchos nutrientes que pueda tener, porque supuestamente, a nivel energético nos va a desequilibrar mucho, también es un alimento muy yin. Recuerda mis videos anteriores en los que te recomiendo que intentemos comer alimentos que crezcan en nuestra región, por una razón energética y también por una cuestión ecológica y económica.

4- No te recomiendo que tomas leche de vaca. Sé que esto es muy polémico y que todavía la leche de vaca es muy recomendada por muchos médicos -aunque cada vez menos, por suerte- por considerarse una buena fuente de calcio. Somos muchos, cada vez más, los que creemos que no conviene tomar leche de vaca y que el calcio se puede conseguir de las algas marinas, de las verduras de hoja verde, del brócoli, de semillas de sésamo, de frutos secos como almendras. Ten en cuenta que el calcio de la leche no se asimila, se acumula y genera muchos problemas. Además, la proteína de la leche no la podemos digerir, supone una amenaza para nuestro sistema inmunitario que se pone en alerta reaccionando como si entrara a nuestro cuerpo un agente invasor. Además, genera mucha mucosidad y alergias… no te recomiendo leche de vaca ni para adultos ni para niños. La otitis es una consecuencia de tomar lácteos. Y la osteoporosis también. Mis hijos no toman nunca lácteos y nunca tuvieron otitis ni alergias. Y tienen los huesos fuertes y crecen y también son caprichosos e insoportables. Yo te recomiendo una vida sin lácteos, aunque comas carnes, pero intenta evitar los lácteos, tanto las leches como yogures y quesos. Vas a ver la diferencia en 3-4 meses.

5- No te recomiendo que intentes sustituir la leche materna por leches vegetales o fórmulas vegetales. Intenta prolongar al máximo la leche de la madre, es el mejor alimento del mundo. Ten en cuenta que los bebés no tienen dientes, y esto es una señal que nos dice que su sistema digestivo no está preparado para digerir las legumbres como la soja o el garbanzo. Si por alguna razón no puedes darle leche materna a tu bebé, te recomiendo que busques bancos de leche materna, y si no consigues, dale leche de cabra, que es un animal parecido en tamaño a nosotros.

Creo que la mejor opción es no tomar ningún tipo de leche. Pero si decidimos usar bebidas vegetales, como yo uso en algunas de mis recetas, la mejor opción es hacerla en casa.

Visita mi cuenta de Instagram porque voy publicando ideas de recetas, lo que como en mi día a día, lo que les doy a mis pobres hijos. Este es el enlace y también te lo dejo abajo en la descripción del video.

Te recomiendo que empieces a vivir una vida más saludable. Siempre hay excusas, siempre será difícil, pero no dejes pasar el tiempo. Empieza con pequeños cambios, cada día un pequeño logro. Creo que ese es el secreto para hacer grandes cambios. Suscríbete a mi canal apretando en un botón como este para no perderte nada. Tengo más de 60 videos dedicados a la vida saludable.