Aquí tienes una receta fácil que no puede faltar en tu vida si quieres comer algo más saludable para el desayuno y empezar el día más ligero, con mucha energía, comiendo algo sin azúcar, que sacie el hambre, que se digiera bien, que no sea pesado y que te dé mucha energía durante toda la mañana.

CREMA DE CEREALES

Se trata de cocinar cereales integrales para desayunar: mijo, sarraceno, avena, arroz integral, quinoa, centeno, espelta…

El mijo, la quinoa y la avena conviene lavarlos previamente. El resto de cereales, si no vienen con mucha tierra, se pueden limpiar pasando una espátula por encima cuando empiecen a hervir en la cocción, retirando la espuma.

1- Elige el cereal integral

2- Un volumen de cereal por 5 de agua

3- Ponlo a fuego fuerte con una cucharadita de sal marina y, opcional, un trocito de alga wakame

4- Cuando alcance el hervor, pon la tapa y baja el fuego al mínimo, incluso puedes usar difusor, y cocina durante 2 horas.

Esta base la podremos guardar en el frigorífico durante 4 días y cada mañana preparar el desayuno a partir de esta base. ¿Cómo lo haremos?

– Calentar medio vaso de leche de arroz con las uvas pasas durante 5 minutos en una olla con tapa.
– Agregar la cantidad de avena cocinada que vayamos a comer.
– Agregar la canela y la ralladura de limón. Puedes batirlo con trituradora para máxima cremosidad.
– Si quieres un desayuno salado, a la BASE puedes agregarle un poco de agua o caldo, y salsa de soja, o un poco de pasta de miso. Batirlo hasta alcanzar máxima cremosidad y homogeneidad. Puedes acompañarlo con chucrut o pickles caseros.

Ahora vamos a preparar una BASE concreta como ejemplo: una crema de avena pero sin copos. La haremos a base de granos de avena. Podemos usar copos o harinas para algunas recetas o para improvisar un desayuno, pero siempre intentaremos usar granos enteros porque están llenos de energía. Si plantas un grano, sale una planta. Pero si planas un copo o un poco de harina… no sale nada. Los granos tienen el poder! No lo olvides!

Esta es una receta macrobiótica y de alimentación energética que puedes encontrar en los libros de Montse Bradford o Michio Kushi.

INGREDIENTES:
– 1 taza de granos de avena
– 4 tazas de agua
– Pizca generosa de sal marina
– Ralladura de limón
– Leche de arroz
– Canela en polvo
– Una cucharada de uvas pasas

En mi caso personal, uso 400gms de avena por 1700ml de agua, 2 veces por semana.

PASOS:
– Vamos a empezar haciendo un dextrinado, tostando un poco los granos para reducir el almidón, hacerlos más digeribles y no perder tanta energía en digerirlos, y para que nos sacien más.
– Lavamos los granos con agua fría varias veces en un recipiente de cristal, luego con un colador.
– Ponemos a calentar la avena con el agua.
– Cuando alcance el punto de ebullición, le añadimos la sal marina.
– Tapamos y cocinamos entre 1 y 3 horas al mínimo de fuego.
– No te preocupes si se pega al fondo de la olla.

Puedes jugar con los granos. Me refiero a que puedes mezclar media taza de arroz integral y media de avena, o usar trigo sarraceno.

BENEFICIOS DE LA AVENA PARA LA SALUD
-La avena aporta saciedad
-Previene y alivia el estreñimiento
-Ayuda a reducir el colesterol
-Prevención del cáncer
-Ayuda la producción de tejido nuevo
-Los granos de avena reducen el colesterol, favorece el Sistema cardiovascular

Espero que esta receta te sirva, te haga la vida más fácil y saludable. Si quieres ser uno de los miles de macrozenes perdidos por el mundo pero unidos por este canal de Youtube, suscríbete ahora y no te pierdas ninguna receta, truco, consejo o reflexión de esta vida efímera y extraordinaria.

Si te gustó esta receta y el vídeo, por favor, compártelo donde quieras. Tienes mi permiso. Suscríbete a mi canal para no perderte ninguno de los vídeos de recetas y consejos prácticos para la vida diaria. Gracias.