Aprende de forma rápida a hacer Gomasio, un excelente sustituto de la sal de mesa. Te explico paso a paso cómo preparar este condimento de la medicina macrobiótica que alcaliniza el cuerpo y mejora considerablemente tanto la salud como el sabor de los platos. No puede faltar gomasio en la mesa de alguien que quiera alcanzar una gran salud y felicidad.

Se trata de un condimento a base de semillas de sésamo y sal marina sin refinar. Sirve para condimentar y sazonar ensaladas, sopas, arroz, cereales integrales y cualquier plato que pida un poco más de sal.

Esta receta es una de las más importantes de mi canal, por el alimento en sí, que es muy saludable, muchos beneficios que luego te diré cuales son, y porque vamos a empezar a practicar un hábito saludable. La idea es dejar de condimentar con sal con el típico salero de mesa y empezar a usar el gomasio.

Gomasio es una palabra japonesa: goma significa sésamo y sio significa sal. Se trata de un condimento hecho de semillas de sésamo y sal.

BENEFICIOS
1- Tanto la sal marina como el sésamo son una excelente fuente de minerales que alcalinizan el cuerpo. esto es lo contrario a la acidez. Todas las enfermedades prosperan en un cuerpo ácido. Sin embargo, nosotros podemos controlar esa acidez, y por tanto evitar la enfermedad. Podemos decidir, si queremos una gran salud o una gran enfermedad, somos responsables de nuestra vida. De hecho, podemos hacer 2 cosas: primero ir al problema, esto es, reducir los alimentos acidificantes, y segundo, aumentar los alimentos alcalinos, como en este caso, empezar a comer gomasio.

2- El sésamo del gomasio es una gran fuente de calcio. Somos humanos, no somos hijo de la vaca. Tenemos que buscar fuentes de calcio de máxima calidad. El sésamo tiene mucho calcio y también las verduras de hoja verde.

3- El gomasio es una buena fuente de proteínas y grasas de gran calidad.

4- El gomasio está riquísimo, realza mucho el sabor de los platos, y se puede añadir tanto a sopas como a ensaladas, arroces, pastas.

UTENSILIOS
El suribachi es un mortero japones con el que se suele hacer el gomasio. También puede hacerse con un mortero de madera o de piedra, con un palo de amasar o con una licuadora.

INGREDIENTES
Vamos a necesitar solo 2 ingredientes. Primero vamos a comprar la mejor sal marina sin refinar ni aditivos. Solo sal marina.  Vamos a comprar sésamo entero, sin refinar ni tostar. Solo sésamo en el paquete. Con respecto a la cantidad, vamos a usar muy poca sal y bastante sésamo. La proporción depende de la sal que necesitemos. Puede ser 1-7, es decir, una cucharada de sal por 7 de sésamo, 1-12, 1-15 o 1-20. Te recomiendo que empieces con 1-15, 1 de sal por 15 de sésamo.

PROCEDIMIENTO
Se tuesta la sal para quitar bacterias y humedad
Triturar la sal hasta tener como una harina
Después tostamos el sésamo a fuego medio
Podemos ir probando con pequeñas cantidades: si se aplasta es que están crudos, si se muelen muy rápido es que están quemados. Vamos probando. El sésamo desprenderá un aroma riquísimo e incluso puede empezar a saltar.
Mezclamos y trituramos. Tiene que crujir.
Siempre para el mismo lado en círculo, al contrario de la agujas del reloj.
Es importante triturar para que la sal se mezcle con el aceite del sésamo.

CONSERVACIÓN
Hacer como para una semana, no más. El tiempo y la luz oxidan. Guardar en la oscuridad en un frasco hermético.

Si te gustó esta receta y el vídeo, por favor, compártelo donde quieras. Tienes mi permiso. Suscríbete a mi canal para no perderte ninguno de los vídeos de recetas y consejos prácticos para la vida diaria. Gracias.